Monday, 1 February 2010

Mi amor, ¡apurate!

¿Hay algo peor que una gastroenteritis compartida y un solo baño?

Supongo que pocas cosas son tan asquerosas.

Sentir el olor ajeno, vislumbrar los rastros de los desechos, tocar la puerta para que se apure…

No hay derecho. Y eso, dicen, también es amor.

No comments:

Post a Comment